La salud laboral en los procesos de pintado

           

Es necesario conocer los riesgos laborales que se encuentran en los procesos de pintado.

La salud laboral en los procesos de pintado

No solo los accidentes de trabajo son los riesgos más importantes y presentes en los empleos donde intervienen los procesos de pintado. Las enfermedades laborales son el enemigo invisible que a la larga provoca complicaciones en la salud del trabajador.

Es por eso que tenemos que tener en cuenta varios factores para asegurarnos que trabajamos con todas las medidas de seguridad necesarias.

El Centro de Experimentación y Seguridad Vial de Mapfre nos ayuda a conocer estos riesgos y cómo evitarlos.

Ya sea en talleres de chapa y pintura, como en cabinas de pintado industrial o encapsulados en el pintado de embarcaciones, hemos de ser conscientes de los riesgos y tener la formación y euqipos necesarios para subsanarlos.

Condiciones ambientales en talleres de pintado

El espacio de trabajo es el primer lugar donde podemos ver si las condiciones ambientales son las idóneas.

  • Debe ser un espacio cómodo y seguro.
  • Debe existir una Iluminación suficiente.
  • Contar con suelos antideslizantes que eviten caídas
  • Una correcta organización de las herramientas que eviten caídas o golpes
  • Y un sistema de ventilación correcta que permita la extracción de humos y pintura pulverizada

Factores de riesgos en procesos de pintado

Existen multitud de factores de riesgo que pueden provocar un accidente laboral o ser la causa de una enfermedad a largo plazo. Revisemos los principales factores:

  • Mecánicos: los elementos móviles pueden provocar golpes por lo que deben estar vigilados constantemente. Las salpicaduras y esquirlas en los trabajos de abrasión pueden provocar daños en forma de cortes y rascadas o contusiones. Para evitarlo se deben utilizar las herramianetas correctamente y hacer uso de los epis que el gerente ofrece a sus trabajadores.
  • Sonoros: El nivel de ruido constante puede ocasionar a la larga problemas auditivos sin que el trabajador se de cuenta, sobretodo en los trabajos de carrocería.
  • Radiación: Los problemas ocasionados por el destello en la soldadura de los trabajos con carrocerías puede provocar ceguera parcial o daños en la piel. 
  • Fuentes de calor: En los trabajos de pintura son necesarios máquinas de secado que son una fuente de calor extrema que puede provocar daños en la piel y quemaduras. Debemos evitar la exposición directa y utilizando equipos de protección adecuados como guantes, monos y pantallas.
  • Electricidad: Los enchufes de la zona de trabajo deben estar bien protegidos y aislados, y hay que tener sumo cuidado con las máquinas eléctricas que se utilicen.
  • Riesgos químicos: En un taller de pintura existen numerosos riesgos químicos desde el polvo desprendido en el lijado de piezas hasta la aplicación de pintura. Los problemas ocasionados van desde simple irritaciones en ojos y mucosas hasta problemas serios dependiendo de los agentes químicos a los que se está expuesto: disolventes, catalizadores, adhesivos, ... todos estos elementos pueden introducirse en el organismo a través de las vías respiratorias, la piel o los ojos.

Elementos de protección para pintores y chapistas

Para evitar estos factores de riesgos en los procesos de pintado, se deben utilizar elementos de protección como:

  • Buzos de protección: son trajes que cubren por completo la ropa y la piel de los operarios. Se debe tener en cuenta a qué factores estamos expuestos para escoger los que tengan una protección especial a los agentes químicos con los que trabajamos.
  • Mascarillas de protección: Hay que prestar especialmente atención a las vías respiratorias, pues sin darnos cuenta podemos aspirar desde polvo y motas desprendidas en los trabajos de abrasión hasta productos químicos pulverizados con pistola de pintura. Al igual que en los buzos de pintor, nos fijaremos en el tipo de protección que ofrecen estos epis para adecuarlo a nuestro trabajo. Existen desde mascarillas autofiltrante, indicadas para trabajos sencillos y de poca duración, hasta mascarillas con filtros de carbon activo que garantizan que ningún elemento por microscópico que sea entrará en las vías respiratorias.
  • Guantes de protección: Es sencial evitar el contacto con elementos químicos que puedan provocar abrasiones en la piel. Por eso, los guantes son necesarios en cualquier trabajo manual donde intervienen elementos químicos, como disolventes o pinturas.

Todos estos elementos de protección para pintores y chapistas los encontrarás en nuestra tienda online RPS.

buzo pintor mascarilla de protección con válvula guantes de protección de nitrilo

Publicado el 23/1/2018 en Consejos

           

RSS 2.0 (Consejos) RSS 2.0 (El Blog del Pintor Profesional)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios