Henry Ford y el color negro

           

“Un cliente puede tener su coche del color que desee, siempre y cuando desee que sea negro”, es la frase de Henry Ford por la que define al vehículo negro como sobrio, elegante y de buen gusto, pero....¿y ahora? ¿cómo consideramos el color negro en un coche?

Henry Ford y el color negro

No sabemos exactamente el porqué de la preferencia de Henry Ford por los coches negros, pero se baraja que quisiera imponerlo debido al bajo coste que tenía fabricar vehículos con este color.

Actualmente vemos pocos coches nuevos negros si comparamos con tiempos anteriores (al margen, siempre, de coches oficiales). Aún así, este color está muy presente en nuestras calles, y es que a pesar de ser un color sufrido, como bien dijo Henry Ford es sinónimo de elegancia, sobriedad y buen gusto.

La delicadeza con la que hay que cuidar esta pintura es esencial para poder mostrar toda su belleza y para ello es necesario el máximo cuidado para evitar arañazos y polvo.

La primera regla es limpiarlo muy a menudo, porque contra menos polvo se deposite en la superfície, menos posibilidades de rasguños.

La segunda regla es no frotar nunca, antes de haber despejado el polvo de la carrocería, porque podríamos hacer más visibles los arañazos en esta pintura.

La tercera regla es utilizar productos específicos y adecuados para esta tarea, los paños de microfibra son perfectos para eliminar estos residuos, siempre y cuando no se haga con movimientos circulares, mejor limpiarlo en la dirección de las líneas del vehículo.

Un consejo extra es que se encere de vez en cuando, esto aportará más protección y brillo a este precioso color.

En nuestro catálogo encontrarás productos específicos para mantener limpia la carrocería y el color que hayas elegido para tu coche, entra aquí si quieres saber de qué producto te hablamos.

Publicado el 25/6/2014 en Noticias

           

RSS 2.0 (Noticias) RSS 2.0 (El Blog del Pintor Profesional)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios