Cómo se aplica la masilla

           

Descubre los pasos y los consejos para aplicar la masilla correctamente.

Cómo se aplica la masilla

Para aplicar la masilla correctamente en solo 6 pasos solo tienes que seguir las indicaciones que Loctite  ha publicado en su blog Ruta 401. Te los explicamos de manera breve y sencilla:

Lo que hay que tener en cuenta antes de aplicar la masilla

Antes de aplicar la masilla nos debemos asegurar que la zona está limpia y preparada. Para eso nos aseguraremos de seguir estos pasos:

  1. Reparar la zona dañada, igualando al máximo la superficie. Asegurándose de proteger las zonas adyacentes para evitar daños en otras superficies del vehículo con el uso de plástico con cinta, cintas técnicas o burlete adhesivo.
  2. Limpiar la zona de polvo con aire comprimido y desengrasante.
  3. Hacer uso de los EPIs como buzo de protección, mascarilla y guantes.
  4. Lijar la zona a enmasillar, primero con un disco de grano grueso P80 y después con un disco de grano más fino P120. De esta manera se elimina el óxido y la pintura. Hay que abrir bordes y matizar alrededor.
  5. Asegurarse que la proporción de masilla y endurecedor es la correcta.

Aplicación de masilla

Cómo se aplica la masilla

La aplicación de la masilla es un proceso muy importante pues, en gran parte, la calidad del repintado dependerá de su correcta aplicación.

Veamos los 6 pasos que te ayudarán a conseguir una buena aplicación de masilla:

  • Hay que tener en cuenta que la vida útil de una masilla mezclada es de unos 5 minutos, así que debemos ser rápidos en la aplicación para evitar que se endurezca.
  • Aplicar la masilla en una primera pasada  con la espátula ligeramente inclinada y con poca presión. Seguidamente, dar una segunda pasada, con la espátula en posición más horizontal y aplicando un poco más de fuerza. Por último dar una última pasada con la espátula casi plana, para rebajar los bordes y alisar.

Para aplicar masilla en zonas curvas, se recomienda utilizar una espátula de caucho ya que son más flexibles.

  • Dejar secar la masilla. Es necesario consultar los datos de cada fabricante, pero lo estándard está entre 15-30 minutos.
  • El proceso de lijado ayudará a igualar la superficie. En primer lugar se utilizan granos gruesos (P80) para parches amplios, y granos medios (P120) para parches más pequeños. Se recomienda dar lijados con granos más finos progresivamente (P150) antes de dar el acabado final con un grano fino (P240).

Asegurarse de lijar siempre sobre la masilla seca completamente, porque si no está seca puede dar problemas de embozamiento en el lijado.

  • Si es necesario, se vuelve a aplicar otra capa de masilla. Para ello limpiaremos bien la zona con aire, disolvente y papel. Normalmente no es necesario enmasillar más de dos veces. El micraje de la capa de masilla dependerá del tipo de masilla empleada.
  • Al aplicar el aparejo debemos asegurarnos que ocupa una mayor superficie que la masilla, la debe cumplir por completo.

Te puedes descargar la infografia que Ruta 401 ha preparado en este enlace.

Si te ha gustado este artículo, no te puedes perder estos:

Publicado el 9/5/2018 en Consejos

           

RSS 2.0 (Consejos) RSS 2.0 (El Blog del Pintor Profesional)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios