RACE sugiere 10 trucos para ahorrar en gasolina que queremos compartir contigo en nuestro Blog.

Los avances técnicos en motores incorporados a los vehículos que salen al mercado reducen el consumo de combustible, sin embargo los conductores podemos poner en práctica algunos trucos para hacer aún más eficiente la conducción: 

motores downsizing

 

 

 

1. Planificar el viaje

Una previa planificación del viaje que vayas a realizar es clave para realizarlo por la ruta que permita una conducción más segura y eficiente. Alargar solo diez minutos el viaje de 1 hora provoca un aumento del consumo en gasolina o diésel de un 14 por ciento.

2. Comprobar la presión de los neumáticos

Comprobar que la presión de los neumáticos es la adecuada de acuerdo con las recomendaciones del fabricante y el medio y condiciones climáticas por las que vamos a circular no solo nos aportará seguridad sinó también un ahorro en el consumo de combustible.  Conducir usando neumáticos con una presión de 0,5 bares inferior a la correcta reduce el rendimiento del combustible en un 2 y en un 4 por ciento en áreas urbanas y suburbanas, respectivamente.

3. Reducir las cargas innecesarias

Repartir bien la carga y pensar en llevar realmente lo que necesitamos ayudará al moteor de nuestro vehículo a no gastar más combustible del realmente necesario. carga. Conducir con 100 kilos de peso innecesarios a bordo ocasiona que el consumo de combustible, en un coche de tamaño medio, se dispare un 6 por ciento.

4. Arranque y puesta en marcha

Arranca el motor del coche sin pisar el acelerador (en los motores de gasolina puedes iniciar la marcha inmediatamente después del arranque; en los motores diésel, espera unos segundos antes de comenzar a moverte).

Usa la primera marcha solo para el inicio. Cambia a segunda velocidad a los 2 segundos o 6 metros aproximadamente.Comienza a conducir lentamente (20 km/h en 5 segundos para ahorrar un 11 por ciento de combustible) y evita acelerar bruscamente.

5. Mantener la velocidad uniforme

Debemos acostumbrarnos a conducir de una manera fluida evitando cambios bruscos de velocidad, frenazos, acelerones, etc. 

Circulando a más de unos 20 km/h con una marcha insertada, si no pisas el acelerador, el consumo de carburante es nulo. En cambio, a ralentí, el coche consume entre 0,5 y 0,7 litros/hora.

6. No mantengas el motor inactivo

En paradas prolongadas, es recomendable apagar el motor. Un motor al ralentí durante 10 minutos (en punto muerto y con el aire acondicionado desconectado) consume 0,13 l/100 km de gasolina.

7. Aire acondicionado

Encender el aire acondicionado por costumbre cuando no es necesario incrementa sensiblemente el consumo de gasolina. 

Cuando la temperatura exterior es de 25º C, el aire acondicionado reduce el consumo de gasolina en un 12 por ciento. 

Si estamos circulando a poca velocidad en condiciones de seguridad ( ciudad/carretera secundaria)  y la temperatura exterior es agradable, ¿por qué no abrir las ventanillas?

Por el contrario, cuando se conduce a más velocidad, debido a la mayor resistencia del aire, es más eficiente utilizar el aire acondicionado.

8. Usa el frenado del motor

Si sueltas el acelerador cuando te das cuenta de que debes de frenar, se detiene el suministro de combustible, con lo que el rendimiento de éste aumenta en un 2 por ciento.

Conduce siempre con una distancia de seguridad adecuada y un amplio campo de visión que te permita ver dos o tres vehículos por delante.

9. Cambio de marcha a bajas revoluciones

Optimiza al máximo el cambio de marchas. Circula el mayor tiempo posible en las relaciones más largas y a bajas revoluciones (en la ciudad, siempre que sea posible, utilizar la 4ª o 5ª marcha, respetando los límites de velocidad).

Debemos controlar el cuentarevoluciones del panel de control y estar pendientes de nuestra velocidad de crucero. 

10. Aprovecha las bajadas

Los descensos te permiten aprovecharlos para ahorrar en el consumo de gasolina. Aprovecha la inercia para adelantar el cambio de marchas circulando a bajas revoluciones.

En las subidas, retrasa al máximo reducir de marcha, incrementando la presión sobre el acelerador, aunque nunca pisando a fondo.

 

En RPS hemos dado estos consejos para  ahorrar en combustible y te aconsejamos aún mejor sobre los productos más eficientes para el repintado de tu vehículo.